Logo Renovarte


Antonio Peiró
Historiador e investigador
Autor del libro "El árbol del Sobrarbe. Los mitos del origen del reino de Aragón"
Articulo realizado para la exposición "Al calor de Pirene"



Al contrario que otros mitos de origen, que hacen descender a un pueblo de un antepasado común, los de Aragón son mitos políticos, que explican el origen del reino en términos de un acuerdo de los aragoneses para crear sus propias instituciones.
El más importante de esos mitos es el del reino de Sobrarbe. Tras la conquista musulmana, los cristianos se habían refugiado en torno al que luego sería el monasterio de San Juan de la Peña. Allí, decidieron elegir un rey, que fue García Jiménez. Al mismo tiempo eligieron al primer Justicia de Aragón y proclamaron los cinco primeros fueros de Sobrarbe (con este nombre); ambas medidas estaban dirigidas a limitar el poder real.
Cuando García Jiménez iba a dar su primera batalla, para conquistar Aínsa, tuvo una visión: levantó los ojos al cielo y vio una cruz roja sobre un árbol. Esta visión dio lugar al nombre del reino, Sobrarbe, que significa "sobre el árbol", cuyo escudo constituye el primer cuartel del de Aragón. La fiesta que celebra la conquista es la que se conoce como "la morisma". El reino de Sobrarbe se habría ido extendiendo, abarcando además del Norte de Aragón, Navarra, el País Vasco y La Rioja, y partes de las actuales provincias de Cantabria y Burgos.
Frente a la gran antigüedad de los otros cuarteles del escudo de Aragón, el del árbol de Sobrarbe es relativamente moderno. Su primera representación tuvo lugar en 1499, cuando Gauberto Fabricio de Vagad lo incluyó como portada de su Coronica de Aragon. Desde entonces, el reino de Sobrarbe tomó carta de naturaleza. ¿Por qué se aceptó la existencia del reino de Sobrarbe y de la aparición de la cruz sobre el árbol? No parece que se trate, exclusivamente, de una cuestión de imaginación: lo más probable es que recogiese alguna tradición oral anterior, ya que la cristianización fue un proceso mucho más lento de lo que tiende a creerse.
Los árboles (especialmente robles y encinas) tienen un papel muy importante entre los pueblos indo-europeos, al ser una imagen de la divinidad y un elemento de relación con ella. Muchos dioses asociados con la función guerrera (Zeus, Sucellis, Thor, Perun o Perkunas), se relacionan con robles o encinas. El árbol también representaba el papel de "centro del mundo", enlace entre la tierra y el cielo, un símbolo extendido por todo el mundo, pero especialmente importante entre los germanos, para los que el árbol Yggdrasil forma parte importante de su mitología. La aparición de una cruz sobre él árbol indicaba la victoria del cristianismo sobre el paganismo y permitía integrar cultos anteriores.
Proclamar la existencia del reino de Sobrarbe permitía a los aragoneses dotarse de una mayor legitimidad. La Reconquista habría tenido dos focos independientes y simultáneos: el occidental, iniciado en Covadonga, y el oriental, iniciado en San Juan de la Peña y consolidado en Sobrarbe. En la época de la unión dinástica con Castilla, para los aragoneses defender la existencia del reino de Sobrarbe permitía tanto reivindicar una situación de igualdad con respecto a ese reino (orígenes semejantes, la misma antigüedad y la misma legitimidad para estar al frente de la nueva monarquía), y -a la vez- defender las instituciones del reino frente al poder real.

ALGUNOS EJEMPLOS ICONOGRÁFICOS:
descarga (1).jpg
descarga (2).jpg
descarga (3).jpg
descarga.jpg
moneda.jpg
200px-árbol_cárcel_broto.jpg